En Catalán Trauma, como centro especializado en traumatología deportiva y en el tratamiento de las lesiones con terapias bioregenerativas, compartimos de forma periódica con todos vosotros información que emana directamente de nuestra experiencia con los pacientes, del día a día de nuestro equipo. Porque continuamente estamos trabajando para estar actualizados y poder ofrecer así los mejores servicios, para lo que nos apoyamos en la tecnología y también en la medicina regenerativa, con muy buenos resultados.

Hace varios meses publicamos en este blog nuestras recomendaciones con respecto a las rupturas meniscales, lesión ante la que afirmamos que las meniscectomías parciales y totales son procedimientos ineficaces.

Las rupturas meniscales se relaccionan con osteartritis, edema óseo y dolor. Existe una relación directa entre las rupturas meniscales y el hueso subcondral (el lecho del cartílago articular), provocando una osteonecrosis lo que se reconoce SIFK (subcondral insufficiency fractures of the knee). Esta osteonecrosis es la responsable del dolor en la rodilla, y no el menisco.

El 35% de los pacientes meniscectomizados en el trascurso de 5 años requerirán una prótesis de rodilla. El gasto en EE.UU. por cirugía de prótesis de rodilla anual es de 68.000 dólares, además de los gastos derivados de las pruebas como la resonancias y el periodo de rehabilitación.

Sabemos que entre un 20 y un 30 por ciento de los pacientes protetizados estarán insatisfechos o con dolor tras la implantación de la prótesis de rodilla, y entre un 1 y un 5 por ciento sufrirán una infección del implante.

Los pacientes que tiene rupturas de menisco luxadas sí que son prioritarios para una intervención, con la que reducir el menisco en su sitio y suturarlo, ya que de no hacerlo existe una relación directa con el desarrollo de osteoartritis (OA).

Está contraindicado intervenir a pacientes de rupturas de menisco a pacientes con el Índice de Masa Corporal (BMI) > 30, o con mala alineación de la rodilla, o la presencia de cambios degenerativos avanzados.

Nuestro enfoque en pacientes con rupturas meniscales pasa por los siguientes puntos, logrando unos resultados muy satisfactorios:

1.- Perder peso
2.- Fisioterapia
3.- Infiltración de PRP o BMC+PRP intrameniscal por vía ecográfica.