Tras varios meses de infortunio, Samuel Urbano empieza a ver la luz. Esta semana ha empezado a rodar de nuevo sin sentir dolor, cosa que hacía meses que no experimentaba.

El atleta arrastra las consecuencias de una lesión que se hizo el pasado verano en su talón izquierdo que, por compensación, se trasladó más tarde a su rodilla derecha. «En la trail de Sant Jordi [15 de agosto] se me bloqueó la rodilla una hora y media antes de la carrera y aún así la gané sacándole tres minutos al segundo», recuerda. Sin embargo, reconoce que ya entonces «no debería haber seguido».

 

Leer más…Periodico de Ibiza

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn