El Dr. José Miguel Catalán estuvo el pasado fin de semana en Alemania, en el Institut für Rechtsmedizin de Hamburgo, para participar en un workshop de formación teórica y práctica sobre la radiofrecuencia fría, una opción mínimamente invasiva para la ablación de los nervios geniculados de la rodilla. Los estudios clínicos de la radiofrecuencia fría que abordan otras fuentes de dolor han demostrado más de 20 meses de alivio del dolor y mejora en la función física. Está diseñada para tratar la compleja anatomía de cursos de nervios variables a través de la creación de lesiones esféricas de gran volumen y reduce potencialmente la cantidad de tiempo y exposición a fluoroscopia a través de técnicas de colocación sencillas y familiares.

En Catalán Trauma, como centro especializado en traumatología deportiva, cirugía ortopédica y terapias bioregenerativas, hacemos siempre un esfuerzo por estar a la vanguardia tanto en los tratamientos como en el instrumental tecnológico que empleamos para llevarlos a cabo. Ello implica estar constantemente en formación, atentos a las investigaciones científicas y a sus resultados para mejorar continuamente el servicio a nuestros pacientes.

La radiofrecuencia fría es una solución no quirúrgica, mínimamente invasiva y sin medicamentos para la neurotomía genicular. Debido a que se puede realizar en entornos ambulatorios, los pacientes tienen la posibilidad de obtener una mejor calidad de vida mucho antes que con una cirugía, y con una cantidad reducida de medicamentos.

 

Esta técnica está indicada especialmente en estos casos:

1. Pacientes demasiado jóvenes o mayores para cirugía.

 2. Para alivio del dolor en la lista de espera quirúrgica.

 3. Fracaso en el tratamiento convencional de la artrosis como la (fisioterapia, infiltraciones, medicamentos…).

 4. Dolor tras una prótesis de rodilla o de cadera (esta situación se da un 20 % de los pacientes protetizados).

Os recordamos que en Catalán Trauma contáis con un amplio y especializado equipo profesional para el tratamiento de vuestras lesiones y dolencias. Estamos en la calle Santiago Rusiñol de Palma, en el número 13 bajos, muy cerca de la Clínica Rotger.

traumatologia-mallorca