walk-617390_640Cada vez está más de moda correr por la montaña. Basta con echarle un vistazo al calendario de competiciones de trailrunners y al número de participantes en las mismas. A veces lo de correr por la ciudad, siempre en circuitos parecidos, por mucho que nos esforcemos en cambiar las rutinas, se hace aburrido. Y desde luego en la montaña podemos encontrar unas sensaciones y motivaciones únicas.

Obviamente, correr por la montaña no es lo mismo que correr por asfalto. La activación neuromuscular y de nuestras articulaciones va a quedar determinada por la orografía del terreno (tipo y altitud), y en consecuencia requerirá de la realización de otras estrategias que habitualmente no se contemplan en corredores de asfalto.

Una de las cuestiones a las que me refiero es el trabajo de fuerza muscular, propiocepción y trabajos pliométricos, para adaptarnos a todos los accidentes del terreno y no lesionarnos. Si es imprescindible en cualquier deportista introducir trabajos de fuerza-resistencia en el gimnasio, en la montaña sería crucial. Esos trabajos, sumados a los ejercicios pliométricos y propioceptivos, son básicos para evitar fracturas de estrés y reducir a la vez el impacto sobre nuestro aparato locomotor, evitando las excesivas elongaciones en nuestros tendones y ligamentos.

Si no entrenamos correctamente los esguinces de tobillo pueden ser muy frecuentes, igual que fracturas de estrés en pie y rodilla, tendinitis en la cintilla ileotibial y pata de ganso. Y las a veces difícilmente evitables caídas, que puedan provocar fracturas. Por ello, hay que dejar las zapatillas aparcadas en dos sesiones semanales para dedicar a entrenar nuestras articulaciones y tendones, para que no le vengan de sorpresa todas las trabas que nos exige el terreno de montaña.

Finalmente, también quiero hacer una mención a la importancia de llevar las zapatillas adecuadas para correr por la montaña. Las que se usan para correr por el asfalto u otras superficies regulares no son las más apropiadas. Mejor una con suela de tacos y goma adherente, y una mayor rigidez.

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn