Como centro especializado en el tratamiento de las lesiones deportivas traumatológicas en Palma de Mallorca, y por ello en contacto permanente con personas que practican deporte a todos los niveles, recomendamos muy a menudo hacer deporte. Como suele decir el director de Catalán Trauma, el Dr. José Miguel Catalán, “en este centro lo que más recetamos es deporte”. Porque son muchos los beneficios de hacerlo. Men sana in corpore sana, es un lema con el que estamos comprometidos en Catalán Trauma.

Si no eres una de las personas que lo practica con regularidad, es muy posible que en tu lista de deseos para el año que acabamos de empezar lo hayas incluido. Y es sin duda un muy buen deseo, que te dará muchos beneficios si lo conviertes en una realidad. Y que pase de ser un mero deseo a una realidad depende de ti.

Si hace tiempo que no practicas deporte, te recomendamos que el primer paso sea realizarte un chequeo, para comprobar que todo está bien. Es lo que sucede en la mayoría de los casos, pero es bueno hacerlo y eliminar cualquier duda. Este chequeo debe incluir una prueba de esfuerzo, con una completa evaluación cardiológica. También peso y talla, constantes basales y tensión arterial en reposo…

Es también muy importante que pienses en qué deporte quieres practicar, teniendo en cuenta tus características físicas y edad. Lo más importante es que lo que quieras hacer lo puedas hacer de forma regular, y con un equipamiento correcto. Por ejemplo, si vas a decidirte por el running, es fundamental contar con un buen calzado, y también sería bueno antes hacer un estudio de tu pisada para saber si necesitas plantillas o no, o qué tipo de calzado se adapta mejor a tu pie.

La práctica de deporte puede conllevar lesiones, pero ello no puede ser nunca una excusa para quedarse en el sofá. Las lesiones suelen ser mínimas, y los beneficios a los que renuncias si te quedas parado son muchos. Por ejemplo, mejora la forma y resistencia física, regula las cifras depresión arterial, incrementa o mantiene la densidad ósea, mejora la resistencia a la insulina, ayuda a mantener el peso corporal, aumenta el tono y la fuerza muscular, mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, reduce la sensación de fatiga… Y en cuanto a los beneficios psicológicos, aumenta la autoestima, mejora la autoimagen, reduce el aislamiento social, rebaja la tensión y el estrés, reduce el nivel de depresión, ayuda a relajarte, aumenta el estado de alerta, disminuye el número de accidentes laborales, menor grado de agresividad, ira, angustia… e incrementa el bienestar general.

Sé realista en tu planificación, y es muy importante que definas cuándo lo vas a hacer, y que lo pienses bien. Pero ponle fecha, porque de lo contrario es muy probable que tu deseo se quede en poco más que eso.