Catalán Trauma sigue adelante en su objetivo de mejorar los servicios de forma constante, apoyándose en las nuevas tecnologías. Por ello, ha alcanzado un acuerdo con la empresa Biomag para incorporar tres máquinas de magnetoterapia portátiles que ya están a disposición de los clientes, que pueden alquilarlas.

El Dr José Miguel Catalán, director de Catalán Trauma, explica que “en nuestro centro vemos muchos pacientes con lesiones que afectan al hueso subcondral, provocando edema óseo. Esto puede generarse por varios motivos. En los corredores de larga distancia suele ser por fractura de estrés, debido a la repetición del impacto. También debido a un golpe importante (post contusional) que produce fracturación del hueso esponjoso, y en pacientes con artrosis severa cuando hay una pérdida importante de cartílago”.

En estos casos la magnetoterapia está indicada, con ciclos de entre 2 y 3 sesiones diarias, de 45 minutos cada una, aprovechando la noche cuando dormimos para que vaya trabajando la magnetoterapia sin tener que acudir a ninguna clínica y perder tiempo. Además, de esta forma se garantizan unas 2-3 horas de tratamiento con la máquina, que es el tiempo mínimo de tratamiento diario para esta patologías. Los tratamientos domiciliarios suelen durar entre 1 y 6 semanas, con 2-3 sesiones diarias, para garantizar así el rendimiento del tratamiento.

El mismo paciente es el que la maneja en su domicilio. Es muy sencillo y además en la consulta se le hace previamente una rápida formación práctica. Los dispositivos de la magnetoterapia Biomag son unos de los más utilizados en centros sanitarios. Se utilizan tanto en hospitales grandes como en centros de rehabilitación, balnearios, residencias de ancianos…  Son muchos los clubes deportivos que cuentan con ellas en su equipamiento estándar. Están destinados para estimular la regeneración, curar o  aumentar el rendimiento deportivo.

Catalán añade que “también tiene otras indicaciones, como en la recuperación de los pacientes postquirúrgicos (por ejemplo cuando son sometidos a artroscopias de rodilla), problemas de cervicalgias, lumbalgias y neuropatías como el túnel carpiano”.

Las aplicaciones de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia producen en los tejidos varios efectos biológicos principales. Es sobre todo el efecto analgésico, vasodilatador y estimulante para la curación. Cada aplicación en el rango de todo el espectro de frecuencias de 1 – 81 Hz de los dispositivos Biomag incluye estos efectos mencionados en diferentes grados de intensidad. Por lo general, las frecuencias bajas son las que más influyen en todos los estados dolorosos y estimulan menos la curación. El efecto más fuerte de las frecuencias medias es el vasodilatador (dilatación de los vasos sanguíneos) y en las frecuencias estimulantes altas predomina el efecto curativo y regenerador.